martes 7, febrero, 2023

Registra rickettsiosis alto promedio de letalidad: Salud Coahuila

 

* Importante prevenirla al cuidar a las mascotas, especialmente los perros: Roberto Bernal

La Otra Plana.com.mx

Torreón, Coahuila.- Durante su participación en el Subcomité Técnico Estatal, encabezado por el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, el Secretario de Salud de Coahuila, Roberto Bernal Gómez, abordó el tema de la Rickettsiosis como un problema de salud pública, al registrar entre un 60 y un 80 por ciento de letalidad.

En primera instancia, explicó que los principales agentes causales de infección en los humanos son parásitos, hongos, protozarios, bacterias, virus (como el SIDA) y priones.

De ahí el vector, que clínicamente como un organismo vivo que transmite un agente de un animal infectado a un ser humano o a otro animal.

Los vectores por lo regular son garrapatas, mosquitos, moscas, pulgas y piojos.

Posteriormente, indicó que estos agentes requieren de un huésped que los aloje y alimente. Existen dos tipos: huésped natural y huésped accidental. En el caso de la Ricketssia, el perro se define como huésped natural, puesto que es en ese organismo en donde la garrapata va a vivir y alimentarse, sin enfermar a la mascota.

En cambio, cuando se aloja en un ser humano un huésped accidental, el vector sí enferma su organismo.

“Las garrapatas café del perro son las que pueden transmitir Rickettsiosis de fiebre manchada. No todas las garrapatas son portadoras de bacterias de Rickettsia”.

Respecto al modo de infección de la garrapata, puntualizó que esto ocurre cuando se alimenta de huéspedes naturales infectados, y aclaró que el perro contagiado por su mismo no es capaz de transmitir la enfermedad al humano, pero sí lo hace a través de la garrapata.

“Una vez que el perro se contagia de Rickettsia, se mantiene infectante por al menos 100 días, mientras que la garrapata se mantendrá enferma todo su ciclo de vida, el cual es de 18 meses aproximadamente”.

Por otro lado, el titular de esta dependencia destacó que la garrapata contagia al humano a través de su saliva.

Como parte del cuadro clínico, resalta que el periodo de incubación es de 2 a 21 días; la fiebre en las personas inicia de manera súbita, al igual que el dolor de cabeza, vómito, nausea, y de manera ocasional también se sufre de diarrea, dolor abdominal y enrojecimiento de los ojos.

Para su diagnóstico es necesario estudios de sangre, ya sea PCR en los primeros 7 días de la enfermedad, o pruebas de anticuerpos si la persona tiene más de 7 días enferma.

Los pacientes sobrevivientes pueden manifestar secuelas, como parálisis de extremidades, amputación por gangrena, pérdida de la audición, visión, al igual que desordenes en el lenguaje.

Remarcó que si la Rickettsia se diagnostica a tiempo, es una enfermedad curable. Su tratamiento es a base de Doxicilina para todos los grupos de edad.

En su intervención, el Secretario Salud recomendó que para evitar contraer esta enfermedad letal, mantener vigiladas a nuestras mascotas en el hogar, rociar plaguicidas en caso de encontrar una garrapata y avisar a la jurisdicción sanitaria.

Al interior de casa, mantener el patio limpio, no tener ropa ni cosas tiradas en el suelo. Lavar la ropa de cama con agua caliente. Mantener el jardín recortado, evitar la acumulación de cacharros.

Asimismo, resaltó que la Secretaría de Salud, instruida por el Gobierno del Estado, ha puesto en marcha campañas de control y prevención de la fiebre manchada, en las que realizan acciones como: Encuesta entomológica de la colonia o el sector; rociado de sustancia química que acaba con la garrapata; vacunación y desparasitación de perros; búsqueda intencionada de casos para identificar aquellas viviendas donde habite una persona que pueda estar infectada con rickettsiosis.

 

Compartir en: