martes 7, febrero, 2023

Piden por el eterno descanso del Obispo Emérito de Torreón 

 

Israel Fernández|La Otra Plana.com.mx

Torreón, Coahuila.- La mañana de este domingo, en la Parroquia de San José, se recibieron los restos mortales de Monseñor José Guadalupe Galván Galindo, quien falleciera a las 23:25 horas del sábado.

El Obispo de la Diócesis de Torreón, monseñor Luis Martín Barraza Beltrán, recibió el cuerpo y bendijo el féretro, el cual, después, fue colocado frente al altar.

Ahí mismo, el padre Jorge Silva López ofició la misa para pedir por su eterno descanso, y dijo que «fue llamado a participar en la Pascua Eterna de Cristo».

La Diócesis informó que la velación continuará este lunes en la misma Parroquia San José, con grupos y movimientos laicales.

El martes, a las 12:00 horas, será la misa exequial presidida por el Obispo y al terminar la celebración eucarística se realizará la procesión fúnebre a la Catedral de Nuestra Señora del Carmen, donde será sepultado.

Muy temprano, este domingo, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó sus condolencias.

«Nos unimos en la fe con la cercanía de la oración por su eterno descanso, y manifestamos nuestras condolencias a familiares, amigos y fieles que sirvió en vida como su pastor. Rogamos a nuestro Señor Jesucristo, lo reciba y premie con su Reino…».

El Obispo Emérito de Torreón murió a la edad de 80 años tras permanecer más de una semana hospitalizado.

Galván Galindo nació el 21 de agosto de 1941 en Cadereyta, Nuevo León. Fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1965 y nombrado como tercer obispo de Torreón el doce de octubre de 2000 por el papa Juan Pablo II, tras haber sido sacerdote en la Arquidiócesis de Monterrey, Nuevo León; y obispo de Ciudad Valles, San Luis Potosí; del ocho de julio de 1994 al año 2000 en que fue enviado a esta ciudad.

 

Compartir en: