lunes 20, mayo, 2024

Presenta UAdeC avances de proyectos de herbicidas ante el CONAHCYT 

Redacción | LaOtraPlana.com.mx

Saltillo, Coahuila.- La Universidad Autónoma de Coahuila a través de la Facultad de Ciencias Químicas, presentó los avances de dos proyectos de herbicidas, los cuales fueron aprobados en el año 2023 y son financiados por el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (CONAHCYT). 

En la reunión llevada a cabo en la sala de juntas de la Rectoría, se contó con la presencia del rector de la máxima casa de estudios, Octavio Pimentel Martínez, el director de Investigación y Posgrado, Luis Gutiérrez Flores, la directora adjunta de Desarrollo Tecnológico, Vinculación e Innovación (DADTVI), Dra. Delia Aideé Orozco Hernández y la directora de Estrategia Tecnológica, Dra. Edith Calixto Pérez, ambas del CONAHCYT. 

Además, de las y los responsables y desarrolladores de los proyectos, entre ellos el director de la Facultad de Ciencias Químicas, Dr. Leopoldo Javier Ríos González y los profesores investigadores, Dr. Miguel Ángel Medina Morales, M.C, José Humberto Sánchez Robles, Dr. Raúl Rodríguez Herrera y la Dra. Lizeth Guadalupe Campos Múzquiz.

En su intervención el rector de la máxima casa de estudios, Octavio Pimentel Martínez, comentó que su administración dará todas las facilidades para la transferencia exitosa de los desarrollos tecnológicos, cuidando el reconocimiento de la Universidad y de los inventores de ambos productos.

Los proyectos “Valorización de extractos potencializados de recursos naturales como una alternativa de control y manejo de malezas” y «Optimización y Validación de la efectividad de un bioherbicida formulado a base de plantas de uso tradicional del Semidesierto Mexicano”, responden al decreto federal sobre la reducción en el uso de glisofato que se utiliza en la formulación de herbicidas y que de acuerdo a estudios está asociado a riesgos en la salud humana, por ello, se trabajó en sustancias más amigables. 

El responsable técnico de “Valorización de extractos potencializados de recursos naturales como una alternativa de control y manejo de malezas”, es el profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Químicas, Dr. Raúl Rodríguez Herrera, quien explicó que se creó BIOARVEX CONTROL: un herbicida ecológico pre-emergente con amplio espectro de control de malezas, el cual está formulado con extractos de plantas y subproductos agrícolas de la región. 

Este trabajo se realiza en conjunto con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), Tecnológico Nacional de México Campus Roque (TecNM/Roque), Universidad de Sonora (UNISON), Universidad Autónoma de San Luis (UASLP) y la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH). 

Comentó que el proyecto cuenta con un financiamiento de 8.3 millones de pesos, en este se utilizó tecnología novedosa, combinando el ultrasonido y las ondas para obtener la mayor cantidad de componentes químicos de las plantas, ya fue probado en laboratorio con animales, insectos y líneas celulares.  

Posteriormente se probó en campo en cultivos de maíz, frijol, avena, sorgo, tómate, calabaza, chile y canevalia, en el Bajío en Celaya, Guanajuato; Altiplano en Soledad de Graciano Sánchez, San Luis Potosí; Norte en Buenavista, Coahuila; Pacífico Norte en Hermosillo, Sonora; Golfo Norte en Ciudad Victoria, Tamaulipas y Trópico Húmedo en Villa Corzo, Chiapas. 

También se aplicó en parcelas de mayor tamaño en San Luis Potosí, Celaya. Guanajuato, Villa Corzo en Chiapas y en Padilla Tamaulipas, donde los agricultores pudieron apreciar las bondades del producto; luego de dichas pruebas el proceso a seguir es registrar el producto ante la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y que se evalúe la eficiencia del mismo por un tercero, es decir por un laboratorio independiente que determine la efectividad, para así reforzar la seguridad y al culminar los procesos anteriores se buscará que el herbicida BIOARVEX CONTROL sea comercializado por una empresa agroquímica. 

Por otro lado, a través del proyecto «Optimización y Validación de la efectividad de un bioherbicida formulado a base de plantas de uso tradicional del Semidesierto Mexicano”, del cual es responsable técnico el director de la Facultad de Ciencias Químicas, Dr. Leopoldo Javier Ríos González, se creó la alternativa sostenible ALELOMAX, un herbicida hecho a base del guishe de la lechuguilla. 

Compartió que se otorgó para esta investigación un financiamiento de 4.768,168.20 millones de pesos, la cual tiene el objetivo de optimizar y validar la efectividad del ALELOMAX, que es un herbicida formulado a base de plantas de uso tradicional del Semidesierto Mexicano en ambientes relevantes, como alternativa al uso del glisofato y herbicidas sintéticos, para beneficiar a los productores de aguacate, maíz y cítricos en el país, e integrar a las comunidades rurales a que aprovechen la lechuguilla. 

Este proyecto se realiza en colaboración con el Centro de Investigaciones Biológicas del Noreste S.C, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAPA) y la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN).  

Explicó que se formularon dos prototipos, uno pre-emergente, el cual se utiliza antes de que crezca la maleza y el post-emergente que se aplica en la maleza ya crecida, ambos han sido probados en laboratorio y el paso siguiente es hacerlo en campo durante junio y julio del año en curso en cultivos de maíz, aguacate y críticos en faros agroecológicos. 

Agregó que se busca el aprovechamiento de estos recursos por parte de las comunidades rurales, para que esto les permita establecer un esquema de producción artesanal, donde las mismas comunidades serán las que suministran las materias primas. ​

Destacó que es necesario la continuación de las pruebas en campo y la obtención del registro sanitario RSCO para su comercialización y la implementación de biofábricas en las comunidades que trabajan con la lechuguilla para lograr desarrollar una economía circular en las regiones usuarias finales.

Compartir en: