sábado 9, diciembre, 2023

PORTAL

Samuel García: ¿se convertirá en Presidente contra todo pronóstico?

Carlos Arredondo Sibaja

Al gobernador fosfo-fosfo le gusta presentarse como un individuo con talentos especiales merced a los cuales puede alzarse con la victoria de forma improbable. En realidad es un tipo con suerte a quien le tocó estar en el lugar correcto, en el momento justo.

El gobernador (¿con licencia?) de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda ha dado ya todos los pasos para convertirse en candidato presidencial. Y lo ha hecho machacando su discurso clásico: él siempre es capaz de venir de atrás -de muy atrás- y ganar.

Así lo hizo, nos repite una y otra vez, en 2021, cuando conquistó contra todo pronóstico la gubernatura de Nuevo León: arrancó en cuarto lugar, posición en la cual las encuestas no le daban más de 12 puntos porcentuales y lo ubicaban lejos de la puntera, Clara Luz Flores. Pero alcanzó, rebasó y ganó.

La historia cambió drásticamente después del 24 de marzo de 2021, cuando el priista Adrián de la Garza -también candidato- hizo público un video en el cual aparecía la aspirante morenista conversando con el para entonces ya defenestrado Keith Raniere, líder de la secta NXIVM, a quien se condenó a 120 años de prisión tras encontrarle culpable de delitos como pornografía infantil y trata de mujeres.

Las imágenes -cuya existencia Clara Luz había negado- demolieron la candidatura de la expriista. Pero no fue de la Garza quién capitalizó el desplome de Morena, sino Samuel. Luego el aspirante tricolor intentaría derribarlo aplicándole la misma receta (publicar un video “escandaloso”). Pero no le funcionó y acaso le habrá ayudado a consolidar su victoria.

Revisada la historia parece haber claros elementos para construir un diagnóstico diferente al del emecista regio: Samuel es más bien un tipo con suerte a quien las circunstancias le pavimentaron el camino para acceder al podio de los vencedores.

Toda proporción guardada, Samuel es un piloto a quien se ha entregado el trofeo de ganador de una carrera, pero no por haber conducido mejor, cambiado de llantas de forma estratégica o rebasado con audacia a sus rivales en las curvas difíciles, sino por ser el beneficiario de un choque entre los punteros, provocado intencionalmente por uno de ellos.

Tiene su mérito, desde luego, estar ahí para construir la victoria propia a partir de la desgracia ajena. Pero es necesario tener claro cómo la posibilidad de cruzar la meta en primer lugar no se construyó, al menos en este caso, a partir de los talentos del competidor, sino dependió en exclusiva de la acción destructiva de terceros.

¿Pueden registrarse, una vez más, los sucesos de 2021 y, merced a ellos, ver a Samuel García convertirse en presidente? Sin duda: en el mercado de las probabilidades, tal escenario puede condensarse ante nuestros ojos aunque hoy parezca altamente improbable.

Se requeriría para ello, sin embargo, una conjunción de hechos. El más importante de ellos sería la revelación de un escándalo monumental alrededor de Claudia Sheinbaum. Un escándalo suficiente como para conducir al arrepentimiento a varios millones de votantes en el país.

Pero no sólo eso: también haría falta una actuación en extremo torpe por parte de la coalición opositora y de su candidata, Xóchitl Gálvez, para no ser ellos quienes capitalizaran el desastre de quien hoy ostenta el lugar de puntera.

Insisto: eso podría ocurrir. La probabilidad de atestiguarlo es, en mi opinión, muy baja, cercana a cero. Pero existe y, dada la condición de tipo con suerte de Samuel, podría ser… cómo no.

Pero es necesario tenerlo claro: Samuel es hoy la encarnación de Michael Burry, el médico cuya historia se recoge en la película The Big Short (La Gran Apuesta, en español): un personaje audaz apostando en contra del mercado y el sentido común.

Faltará ver si, como el disruptivo individuo cuya visión se volvió realidad -contra todo pronóstico- tras el crack bursátil de 2008, la historia del gobernador fosfo-fosfo también termina sorprendiendo al público.

¡Feliz fin de semana!

@sibaja3

carredondo@vanguardia.com.mx

Compartir en: