martes 27, febrero, 2024

«Ha llegado el día»: agencia de la ONU inspeccionará planta nuclear de Ucrania en medio de temores por seguridad

LaOtraPlana.com.mx

Kiev.- Un equipo del organismo de control nuclear de la ONU inició el lunes su viaje a la planta de energía atómica de Zaporiyia, en el corazón de los combates en Ucrania, una misión largamente esperada para inspeccionar sistemas de seguridad cruciales que el mundo espera que ayuden a evitar una catástrofe. 

 

Contrarrestando ese raro rayo de esperanza, Ucrania y Rusia nuevamente se acusaron mutuamente de avivar el conflicto al bombardear la región más amplia alrededor de la planta, que ya había sido desconectada brevemente la semana pasada.

Ese incidente aumentó el temor a un desastre nuclear en un país que aún sufre la explosión de Chernobyl en 1986, y las autoridades comenzaron a repartir tabletas de yodo anti-radiación  después.

Para evitar tal desastre, el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, ha buscado durante meses el acceso a la planta de Zaporiyia, la más grande de Europa, que ha sido ocupada por las fuerzas rusas y dirigida por trabajadores ucranianos desde los primeros días de la guerra de seis meses.  

«Ha llegado el día”, tuiteó Grossi, y agregó que la “Misión de Apoyo y Asistencia del OIEA con sede en Viena… ya está en camino”. Está previsto que llegue a finales de esta semana. Grossi no proporcionó una línea de tiempo más precisa ni dio más detalles más allá de publicar una foto de sí mismo con otros 13 expertos.

Su anuncio se produjo cuando Ucrania acusó a Rusia de nuevos ataques con cohetes y artillería en o cerca de la planta, lo que intensificó los temores de que los combates pudieran causar una fuga masiva de radiación. 

La instalación, que tiene seis reactores, ya se desconectó temporalmente bajo el aluvión de bombardeos la semana pasada.

Ucrania ha alegado que Rusia esencialmente mantiene la planta como rehén, almacena armas ahí y lanza ataques a su alrededor, mientras que Moscú acusa a Ucrania de disparar imprudentemente contra la instalación.

Ucrania informó de bombardeos en Nikopol, la ciudad al otro lado del río Dniéper desde la planta de energía nuclear, y dijo que una persona murió y otras cinco resultaron heridas. En Enerhodar, a pocos kilómetros de la planta, el alcalde ucraniano de la ciudad, Dmytro Orlov, culpó a los bombardeos rusos de las heridas de al menos 10 residentes.

“Aparentemente, (los rusos) han ensayado su escenario antes de la llegada de la misión del OIEA”, dijo Orlov en Telegram.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo que “sin exagerar, esta misión será la más difícil en la historia del OIEA”.

Esperamos de la misión una declaración clara de los hechos, de la violación de todos los protocolos de seguridad nuclear. Sabemos que Rusia está poniendo no sólo a Ucrania, sino también al mundo entero en riesgo de accidente nuclear”, dijo Kuleba en Estocolmo.

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, acusó a Ucrania de bombardear la planta y sus alrededores.

Creemos que todos los países deben aumentar la presión sobre la parte ucraniana para obligarla a dejar de amenazar al continente europeo bombardeando el territorio de la planta de energía nuclear de Zaporiyia y las áreas circundantes”, dijo.

Peskov señaló que Rusia garantizará la seguridad de la misión del OIEA “en vista de las constantes amenazas vinculadas al incesante bombardeo por parte de Ucrania”.

La agencia de energía atómica de Ucrania ha pintado una imagen ominosa de la amenaza al emitir un mapa que pronostica dónde podría propagarse la radiación desde la planta de Zaporiyia, que las fuerzas rusas han controlado  después de que comenzara la guerra.

Lejos de Zaporiyia, el ejército de Ucrania afirmó que había violado la primera línea de defensa de Rusia en algunas secciones cerca de Kherson, al norte de la península de Crimea, un avance que representaría un avance estratégico si se confirma. 

Durante semanas han circulado informes sobre las fuerzas ucranianas que se preparan para la contraofensiva en el sur del país, es decir, en la región de Kherson ocupada por Rusia. Funcionarios instalados por Rusia en la región anunciaron el lunes la evacuación de los residentes de la cercana Nova Kakhovka, una ciudad frecuentemente atacada por las fuerzas de Kiev, a los refugios antiaéreos de sus lugares de trabajo. Los funcionarios citaron ataques con cohetes ucranianos en la ciudad.

Pero en una guerra plagada de afirmaciones y reconvenciones que son difíciles de verificar de forma independiente, el líder regional de Crimea designado por Moscú, Sergei Aksyonov, desestimó la afirmación ucraniana de una contraofensiva en la región de Kherson como falsa, señalando que las fuerzas ucranianas han sufrido mucho pérdidas en el sur y en otros lugares. 

El mayor número de víctimas (ocho civiles muertos y siete heridos) en las últimas 24 horas se registró en la región oriental de Donetsk. Las fuerzas rusas llevaron a cabo ataques en las ciudades de Sloviansk y Kostyantynivka durante la noche y el gobernador ucraniano de la región, Pavlo Kyrylenko, instó a los residentes restantes a evacuar de inmediato.

Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, fue atacada con municiones en racimo el lunes por la mañana, informó el gobernador regional Oleh Syniehubov.

La oficina presidencial de Ucrania también informó de intensos combates y múltiples ataques ucranianos en la región sur de Kherson, la mayor parte de la cual está ocupada por los rusos. Las fuerzas ucranianas han estado realizando recientemente ataques contra depósitos de municiones y posiciones militares rusas ahí.

(Con información de El Universal)

Compartir en: