martes 27, febrero, 2024

EN EL TINTERO

Jessica Rosales

Perdonan, pero no olvidan

Son varios los políticos, hombres y mujeres, que han levantado la mano para diversos cargos de elección popular, pero en esta ocasión hablaremos de aquellos que buscan la Senaduría, la cual ha desatado pasiones y confrontamientos, al menos entre los integrantes de un partido político.

Como sabemos la alianza PRI-PAN-PRD anunció que van juntos de nuevo para el 2024 y se han repartido los distritos electorales para la diputación federal, pero en caso de la Senaduría, públicamente sólo uno ha levantado la mano y es el panista Guillermo Anaya Llamas; por el PRI, aunque nada es oficial suena fuerte el nombre del exgobernador Miguel Riquelme.

Aunque no quiso revelar su futuro político, lo cierto es que, al desmentir las declaraciones de la precandidata Presidencial, Xóchitl Gálvez, de que no se integraría a su equipo de precampaña y su ausencia en los nombramientos dejó ver que la Senaduría está entre sus opciones.

Por parte del partido guinda, la cosa se pone interesante, pues los aspirantes muestran a todas luces su enemistad, incluso la confrontación y pactos entre unos cuántos, ya deja ver de nueva cuenta la división que existe en Morena Coahuila.

¿Se acuerda usted de los pleitos entre Morena y la 4T en la pasada elección a la gubernatura? Sucesos por demás bochornosos sucedieron en el proceso. Al finaliza el debate del IEC, la esposa del “Tigre” Ricardo Mejía se lanzó con todo contra Mario Delgado, líder nacional de Morena: “Eres un traidor, eres una vergüenza”, seguido de gritos de «¡Fuera!, ¡lárgate de Coahuila!», por parte del activista Fernando Rodríguez.

Otro acontecimiento lamentable fueron las ofensas que se lanzaron las parejas del petista Ricardo Mejía- Marlene Cañas- y morenistas Caleb Drow-Tania Flores, en donde ambos casos se acusaron de infidelidades de mujeres a sus esposos.

El asunto terminó hasta en una denuncia interpuesta por Tania Flores contra Marlene Cañas por violencia política de género. ¿Pero qué cree? En política es más importante, para algunos, el interés personal más allá de su propia dignidad, tanto así que puede fácilmente olvidarse el pasado con tal de llegar o mantenerse en el poder.

Y es que, aunque Mejía no bajaba de traidores, chantajistas y de lo peor a los morenistas, ahora que es el Comisionado del PT en Coahuila y aliado de Morena, no deja de hablar de unidad. Pues sí, el acapulqueño ahora quiere ser Senador en esa alianza a pesar de que en el pasado lo despreciaron, humillaron y abandonaron a pocos días de la elección.

¿Pero que dice Tania Flores de eso? Hace algunos días tuvimos la oportunidad de entrevistarla. Tania reveló que hizo un pacto con Cecilia Guadiana para que quien no resultara favorecida apoyara a la otra, considerando que entre ellas está la batalla; sin embargo, minimizó la capacidad de la joven al señalar que obtiene índices altos en las encuestas sólo por su apellido y por ser hija de Armando Guadiana.

Y sobre el pleito con Marlene Cañas esposa de Mejía respondió, “Ahorita todos vamos en alianza, ahorita todos vamos juntos, todo lo que pasó en el pasado quedó en el pasado, no hay resentimiento”, dijo, a la vez de afirmar que haría fórmula con Ricardo Mejía. ¿Y la denuncia política de género? ¡Qué le parece!

Se sabe además que Mejía no es santo de la devoción de la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheimbaum, quien públicamente dijo no quererlo en su proyecto. Sobre eso, le preguntamos al diputado local electo, Antonio Antollini, quien respondió que el PT es un actor fundamental para el 2024: “No lo veo mal, en tanto se ponga por delante el proyecto. Perdonamos, pero no olvidamos”, dijo el lagunero

Lo mismo pasó con el udecista Evaristo Lenin Pérez, quien primero les dijo de todo y ahora es un fiel aliado, como siempre al mejor postor. Así que la lección es la siguiente, no se crea usted elector del circo, maroma y teatro de los políticos, esos sin congruencia, sin memoria y sin dignidad, que primero se rompen las medias, pero ante el riesgo de perder el hueso, perdonan, pero no olvidan, según ellos.

Compartir en: