lunes 6, febrero, 2023

DE BUENA FUENTE

ULISES SALAS

La pregunta de hoy:

¿Se imaginan ustedes si Ricardo Mejía Berdeja hubiese continuado como representante de AMLO en el rescate de AHMSA?

¡Ahorita estuviera volando al universo y más allá!

Snif, snif, snif…

***

El presidente Andrés Manuel López Obrador, ni perdona ni olvida y ya obligó a Alonso Ancira a vender Altos Hornos de México, según trascendió este martes.

Expertos en derecho mercantil descartaron que la asamblea extraordinaria para la compra-venta de AHMSA se realice en San Antonio, Texas, pues es ilegal.

Lo que sí es posible y legal es documentar y firmar acuerdos mediante asamblea domiciliada en Monclova para designar al nuevo Consejo Directivo, propuesto por Villacero.

En el tema corporativo, según explican, primero se requiere realizar una asamblea extraordinaria para ceder las acciones a la empresa compradora.

Enseguida se procede a la designación del nuevo Consejo de Administración, y por último se nombra el director general y los titulares de los demás cargos.

El proceso de adquisición no es tema de un día, y ahora en vísperas de la elección a gobernador y diputados locales la gran interrogante es que hará el empresario neolonés Julio Villarreal:

¿Apoyará a los candidatos de Morena en agradecimiento a López Obrador?

¿Mantendrá su visión empresarial conservadora y votará a favor de la alianza PRI, PAN, PRD?

Por cierto, ¿ya se fijaron que en su momento el presidente Carlos Salinas regaló AHMSA a su amigo Alonso, y ahora Andrés Manuel López Obrador la entrega a su “carnal” Julio Villarreal?

Sin duda son preguntas para joder al vecino…

***

Lama, lama, ¡lamita!

La venta de Altos Hornos afectó indirectamente a la Comisión Federal de Electricidad en el tema del carbón.

Y es que varios empresarios de la región carbonífera firmaron contratos con Mimosa para adquirir mineral y lamas, propiedad de la filial de la acería monclovense.

Pero desde el pasado lunes los productores fueron notificados de que la negociación quedaba suspendida hasta nuevo aviso, por indicaciones superiores.

Ahora tendrán que volver a negociar con los nuevos dueños…

Compartir en: