martes 27, febrero, 2024

AVISO DE CURVA

Rubén Olvera

Enseñanzas de Hillary Clinton a Xóchitl Gálvez

El libro de Jonathan Allen y Amie Parnes “Fracturas que condenaron la campaña de Hillary Clinton” (2017), sostiene que la derrota de la candidata demócrata frente al republicano Donald Trump se debió en parte a errores en su estrategia de comunicación.

Los autores enfatizan que uno de los mayores desafíos que enfrentaron los consultores políticos fue la dificultad de Clinton para articular una visión unificada y comunicar claramente a los votantes lo que esperaba lograr como presidenta de los Estados Unidos.

Ante la pregunta de por qué Xóchitl Gálvez se ha estancado en las encuestas, una de las posibles respuestas es que atraviesa por una situación similar a la que enfrentó Hillary Clinton en los primeros meses de campaña.

En las elecciones estadounidenses de 2016, Clinton solía sumergirse en detalles cuando se le cuestionaba qué sería diferente si ganaba la presidencia. Repetía cosas sin importancia. Esto contrastaba con Trump, quien se comunicaba con fuerza y claridad para atraer a los votantes que compartían una visión nacionalista del país.

En esa etapa de la campaña, las motivaciones personales de Hillary Clinton para convertirse en presidenta eran confusas. Algunos creían que continuaría con las políticas de Barack Obama. Otros pensaron que volvería al estilo de su marido Bill Clinton. Quizás la mayoría sentía que representaba lo contrario a Donald Trump.

Los asesores identificaron y corrigieron esta falla de comunicación. Rápidamente articularon un mensaje basado en la historia personal y familiar de la candidata. Como resultado, pudieron convencer a indecisos e independientes de que Clinton tenía una visión, las habilidades y el entusiasmo para hacerlo. Aunque no fue suficiente para ganar, el ajuste mejoró su imagen y las preferencias ciudadanas a favor de los demócratas.

Al extrapolar esta experiencia a la situación política de México, queda claro que no les falta razón a quienes afirman que la candidata del Frente arrastra problemas de comunicación.

Muchos votantes y analistas esperan que Xóchitl Gálvez precise sus motivaciones personales para postularse a la presidencia. También debe explicar las acciones que tomará para resolver los problemas que enfrenta el país.

Una visión articulada y un mensaje contundente no necesariamente mejorarán su posición en las encuestas. Pero al menos, según la experiencia de Hillary Clinton, su imagen conectará más con los votantes indecisos y apartidistas.

En su momento, las diferencias con López Obrador jugaron a favor de Xóchitl Gálvez. Le permitieron posicionarse en el PRI, PAN y PRD. Con algunas organizaciones ciudadanas y empresariales opuestas al presidente tuvo el mismo efecto.

Sin embargo, encuestas recientes muestran que el mensaje anti-Amlo tiene límites, ya que no logra atraer a más votantes fuera del Frente. Esta situación se vuelve crítica. Porque la suma de estos votos no alcanza para competir con Morena.

Hay otro paralelismo entre Gálvez y Clinton. Según los autores, la candidata demócrata perdía tiempo explicando situaciones personales y dejaba ir la oportunidad de exponer su plataforma de gobierno.

El Frente presentó recientemente los ejes temáticos de la propuesta de Xóchitl Gálvez. La noticia pasó desapercibida cuando la precandidata tuvo que explicar por qué sus hijos participan en la precampaña. El problema de comunicación no necesita más explicaciones.

Compartir en: